El ensayo como novela

Esta entrada no tiene nada que ver con las demás. Pero quería dejar aquí unas palabras sobre una noticia de la que me enteré anoche: ayer murió José Saramago. Ya no puedo esperar un nuevo libro suyo el año que viene.

Residente en Lanzarote en sus últimos 19 años de vida, este portugués, premio Nobel de Literatura, ha sido para mí uno de los grandes referentes de la literatura.

Con José Saramago me enamoré del continente de sus novelas-ensayo tanto como de su contenido. La forma de escribir de este premio Nobel me encanta. Cada vez que terminaba uno de sus libros me tiraba semanas sin poder empezar otro. Sólo pensar que no estaría escrito con el mismo estilo que él usaba hacía que me diera mucha pereza. Hasta que me olvidaba un poco de ello no podía coger otro libro. Esto sólo me ha pasado con José Saramago y Gabriel García Márquez.

Por eso quería dejar aquí escritas unas líneas que quizá animen a otros a atreverse a leerlo. He leído casi todos sus libros, y ninguno me ha defraudado. Aún tengo pendientes Caín y El viaje del elefante, que ahora dosificaré como si fueran tesoros. Comenzaré alguno de ellos estas vacaciones, cuando pueda concentrarme totalmente en ellos.

Ahora bien, a Saramago hay que leerlo con la mente abierta y disfrutando de cada línea, porque la forma en la que cuenta las cosas es tan importante como la cosa misma que está contando.

Hasta la vista, Saramago.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s